viernes, 10 de diciembre de 2010

Todavía no conozco el tren.

La semana pasada fui a capital con mi viejo. En un momento nos toco tomarnos un subte. Los taxis no nos llevaban al centro y teníamos que ir rápido, nos dijeron que lo más conveniente era el subte que quedaba a 2 cuadras.
Fuimos bajamos y mi viejo me dice: Jamás en mi vida me tome un subte. Bueno, le dan la tarjetita y encaramos. No teníamos ni idea en donde mierda meterla. Yo tenía encima 2 camperas de invierno 1 bolso y mi cartera y mi viejo tenía 1 bolso y el maletín de la notebook, sin soltar nada intentaba meter la tarjeta en algún lado yo estaba de los pelos, recién salía de estar internada una semana eran las 3 de la tarde y hacia 34 grados, cosa que yo no estoy acostumbrada. Yo tenía ganas de matarlo y matarme, el se ponía nervioso y ninguno entendía cómo hacer para pasar, el en un momento paso, ninguno de los dos sabía cómo pero paso y yo quede del otro lado. Un guardia vio nuestra incapacidad para entender donde mierda iba la tarjeta, se acerco y me explico lo SIMPLE que era, cuando ingresa la tarjetita no tenia mas crédito. El guardia vio nuestra cara de campesinos y me dejo pasar.

Parece una estupidez, pero en el momento nos sentimos cavernícolas mal.
Bueno, ahora ya sé como viajar en subte.

3 comentarios:

Sergio A.K.A. The Question dijo...

Hola. Vaya que es difícil cuando uno no sabe cómo acceder al transporte público por primera vez; más aún cuando se necesita una tarjeta de acceso. Ahora sí que "no es fácil la primera vez". No hay por qué sentirse avergonzados cuando uno nunca ha usado antes, en éste caso, el subte.

Irónicamente, aunque soy The Question, me da pena preguntar por ayuda en ese tipo de casos.

-En fin...- Saludos, que tengas excelente fin de semana.

JD dijo...

Buen fin de semana para vos también :)

Lucas G.M. dijo...

Yo tampoco :P
Hay que olvidar esos momentos u_u
Saludos.