domingo, 3 de abril de 2011

No lo es.

Me despierto
abro un ojo
me destapo en medio segundo
me levanto y camino hacia la ventana
no importa obstáculo que encuentre
sin ver
toda dormida
sintiendo esa ansiedad que corre por mi cuerpo y me hace creer que
es el día
abro la ventana
y me desilusiono.

Quiero que haga frio, pero no frio así no más, frio tipo nariz roja, mucho frio.
Como para emponcharme de arriba para abajo o de abajo para arriba, pero emponcharme al fin.

5 comentarios:

AGUSTIN dijo...

un frío que descojone.
eso es lo que se extraña.

François dijo...

Oh el frio, no me gusta el frio

Motor Psico dijo...

por favorrrr !

Sergio a.k.a. The Question dijo...

Hola, yo también quiero que haga frío. Me siento sólo, mi entrella inmortal a desaparecido y eso me recuerda un fragmentito de una rola del flaco Spinetta: "Qué calor hará sin vos en verano".

Saludos, que tengas excelente día.

Un mediocre dijo...

Parte de uno es esperar, y parte de uno es desesperar.

Nada, eso.. no tengo ninguna explicacion copada o filosofica o de boludo.